lunes, 13 de octubre de 2014

Primer plano de una roca en el 67P

PRIMER PLANO DE UNA ROCA

El sistema de imagen científica OSIRIS a bordo de la nave espacial de la ESA Rosetta ha logrado una vista espectacular de una de las muchas rocas que cubren la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

ESA_Rosetta_OSIRISnac_Boulder_Closeup-1024x696

La roca Keops, tomadas por la cámara de ángulo estrecho OSIRIS de Rosetta el 19 de septiembre de 2014, desde una distancia de 28,5 km. La roca tiene una dimensión máxima de aproximadamente 45 m. Créditos: ESA / Rosetta / MPS para OSIRIS equipo MPS / UPD / LAM / IAA / SSO / INTA / UPM / DASP / IDA

Con una dimensión máxima de aproximadamente 45 metros, es una de las rocas más grandes observadas en el cometa. Se destaca entre un grupo de rocas en la región llana situada en el lado inferior del lóbulo mayor del 67P/C-G.

Este cúmulo de rocas recordó a los científicos las famosas pirámides de Giza, cerca de El Cairo, en Egipto, y así se ha llamado Keops por la más grande de esas pirámides, la Gran Pirámide, que fue construida como tumba para el faraón Keops (también conocidos como Kheops o Khufu) alrededor de 2550 AC.

Esta elección también introduce un esquema general de denominación egipcia acordado por los científicos de Rosetta que se utilizará para muchas de las características de 67P/C-G, en consonancia con el espíritu de los nombres de la misión y la nave espacial.

Keops fue vista por primera vez en imágenes obtenidas a principios de agosto a la llegada de Rosetta al cometa. En las últimas semanas, a medida que Rosetta navega más cerca y más cerca del cometa, OSIRIS fotografió la asombrosa estructura de nuevo – pero esta vez con una resolución mucho más alta de 50 centímetros por píxel.

Comet_details_node_full_image_2
El lado inferior de lóbulo más grande 67P/C-G. La imagen fue presentada con motivo de la llegada el 6 de agosto; fue tomada desde una distancia de 130 km y la resolución de la imagen es de 2,4 metros por píxel. Créditos: ESA / Rosetta / MPS para OSIRIS equipo MPS / UPD / LAM / IAA / SSO / INTA / UPM / DASP / IDA

Las estructuras en forma de canto rodado que Rosetta ha revelado en muchos lugares en la superficie de 67P/C-G son una de las características más sorprendentes y misteriosas del cometa.

Al igual que muchas otras rocas vistas tanto por OSIRIS como por la NavCam de la nave espacial, Keops se destaca no sólo por su tamaño sino también como una característica ligeramente más brillante en comparación con la superficie más oscura alrededor de ella.

El investigador principal del equipo OSIRIS, Holger Sierks, del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar (MPS) en Alemania, describe la superficie de Keops como “muy escarpada e irregular”.
Intercalados entre los bultos más ligeros en la superficie de la roca están los intrigantes pequeños parches de material más oscuro, similar en brillo y textura a la base sobre la que se encuentra la roca.
“Casi parece como si el polvo suelto que cubre la superficie del cometa se ha asentado en las grietas de la roca. Pero, por supuesto, es demasiado pronto para estar seguros “, dice Sierks.

Aparte de su distribución por tamaño, lo que se está midiendo a través de un cuidadoso análisis de las imágenes, casi todas las demás propiedades de las rocas del 67P/C-G son todavía un misterio para los investigadores. ¿De qué están hechas? ¿Cuáles son sus propiedades físicas, incluyendo la densidad y la estabilidad? ¿Cómo se crearon? Rosetta seguirá inspeccionando y controlando la superficie del cometa en los próximos meses y los científicos seguirán buscando pistas.

“Por ejemplo, si las rocas quedan expuestas por la actividad cometaria o son desplazadas siguiendo el campo de gravedad del cometa, deberíamos ser capaces de realizar un seguimiento en nuestras imágenes” añade Sierks.

El 10 de octubre, Rosetta comenzó su Fase de Observación Cercana, alcanzando una distancia de solamente 10 kilómetros de la superficie del cometa, dando a las cámaras una visión aún más cercana de estas características.
Mosaico del Cometa 67P/C-G el 8 de Octubre, desde una distancia de 16,9 km del centro del cometa. Créditos: ESA/Rosetta/NAVCAM
Mosaico del Cometa 67P/C-G el 8 de Octubre, desde una distancia de 16,9 km del centro del cometa. Créditos: ESA/Rosetta/NAVCAM. En el cuadro superior izquierdo se observa el grupo de rocas mencionadas.

Fuente ESA: http://blogs.esa.int/rosetta/2014/10/09/boulder-close-up/.
Traducción: Alberto Anunziato (Paraná, Argentina). Colaborador voluntario de la Sección Cometas

Encuentro con Marte

LA NASA prepara su flota de ciencia para el encuentro de un cometa con Marte el 19 de Octubre.

PIA18611_hires

Gracias a una extensa flota de equipos científicos activos de la NASA, en particular aquellos que están en órbita y errantes sobre Marte, tendrán un asiento en primera fila para la imagen y estudio de un vuelo rasante de un cometa “por primera vez en la vida” este domingo 19 de Octubre.

El Cometa C/2013 A1, también conocido como Siding Spring, pasará a 139.500 kilómetros del Planeta Rojo – menos de mitad la distancia entre la Tierra y nuestra Luna y menos de un décimo la distancia de cualquier paso cercano de un cometa por la Tierra.

El núcleo del Siding Spring alcanzará su punto más cercano a Marte alrededor de las 18hs 27min TU moviéndose a una velocidad de 56 kilómetros por segundo. Esta proximidad proporcionará una oportunidad sin precedentes para los investigadores para colectar datos tanto del cometa como de su efecto en la atmósfera marciana.

Este es un regalo de la ciencia cósmica, dijo John Grunsfeld, este particular cometa nunca ha entrado antes en el interior del sistema solar, y proporcionará una fuente fresca de pistas de los días más tempranos de nuestro sistema solar. El cometa Siding Spring vino de la nube de Oort, una región esférica del espacio alrededor de nuestro Sol a una distancia entre 5.000 y 100.000 unidades astronómicas. Es un enjambre gigante de objetos de hielo objetos que se cree formado de los materiales sobrates de la formación del sistema solar.

En preparación al sobrevuelo del cometa, la NASA maniobró su orbitador Mars Odyssey, Mars Reconnaissance Orbiter, y el nuevo miembro Mars Atmosphere and Volatile EvolutioN (MAVEN) con el fin de reducir el riesgo de impacto con partículas de polvo de alta velocidad que se desprenden del cometa.

El período de mayor riesgo para las naves espaciales orbitales comenzará alrededor de 90 minutos después del punto de máxima aproximación a Marte y tendrá una duración aproximada de 20 minutos, cuando el planeta se acerque al centro del ancho sendero de polvo que vuela desde el núcleo.

El peligro no es un impacto directo del núcleo del cometa, pero si el rastro de escombros procedentes de él. Usando las observaciones terrestres, los resultados de los modelos indican que el peligro no es tan grande. Marte estará justo al borde de la nube de escombros, así que pueden encontrar algunas de estas partículas, o puede que no, dijo Rich Zurek.

La atmósfera de Marte, aunque es mucho más delgada que la Tierra, actúa como escudo del polvo cometario para los vehículos Opportunity y Curiosity, si algo llega al planeta. Ambos rovers están programados para hacer observaciones del cometa. El Mars Orbiter reunirá información antes, durante y después del sobrevuelo sobre su tamaño, la rotación y la actividad del núcleo cometario, la variabilidad y composición del gas del estado de la coma alrededor del núcleo, y el tamaño y la distribución de las partículas de polvo en la cola del cometa.

Las observaciones de la atmósfera marciana está diseñada para comprobar la existencia de posibles meteoros, cambios en la distribución de partículas neutras y cargadas, y los efectos del cometa sobre la temperatura del aire y las nubes marcianas. MAVEN tendrá una buena oportunidad para estudiar el cometa, y cómo su tenue coma interactúa con las capas superiores de la atmósfera marciana.
Telescopios terrestres y espaciales de la NASA, que incluyen el Telescopio Espacial Hubble, que estará en condiciones de observarlo. El grupo de observatorios espaciales astrofísicos: Kepler, Swift, Spitzer, Chandra, y el Telescopio Infrarrojo en Mauna Kea, Hawaii, también se encargarán de seguir el evento.

El cazador de asteroides y de los objetos cercanos el NEOWISE seguirá al cometa como parte de sus operaciones. Y los satélites Heliofísicos: STEREO y SOHO también obtendrán imágenes del cometa. El BOPPS, un globo sub-orbital portador de un telescopio ya ha proporcionado observaciones del cometa en la preparación de la encuentro cercano con Marte.

Las imágenes y las actualizaciones se publicarán en línea antes y después de que el cometa sobrevuela

Marte. Todo disponible en: http://mars.nasa.gov/comets/sidingspring
El Instituto de Tecnología de California administra el JPL de la NASA.
Guy Webster del Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, California
Dwayne Brown del NASA Headquarters, Washington